Yogyakarta

Aquí traigo un resumen de lo que para algunes fue el primer empujón a las políticas de identidad de género y germen de leyes Trans y LGTBIQ+ en algunos países del mundo. Pese a no ser vinculante y a que los Estados de la ONU no le han dado estatus de tratado, el hecho de ser una propuesta de un comité de expertos reconocido por la ONU basada en los derechos humanos le otorga la condición de referente en políticas y leyes que protegen a los colectivos LGTBIQ+. En 2017 se actualizó con 9 principios más que vinieron a sumarse a los 29 ya existentes tras diez años de la primera propuesta. Uno de los principios añadidos reclama el derecho al reconocimiento legal, afirmando que los Estados deben dejar de registrar el sexo y el género de la persona. Pero que, mientras se sigan registrando, deben ofrecer mecanismos rápidos para que las personas puedan cambiarlos.


¿Qué consecuencias puede traer el hecho de dejar de registrar el sexo y el género de las personas?


Si no hay registro, ¿significa que dejan de existir esa clasificación? No. Lo que significa es que deja de ser un aspecto personal del que la comunidad y el Estado deban de estar informados. Pasa a formar parte de la intimidad de la persona. ¿A quién le interesa nuestra orientación
sexual? ¿A quién nuestra filiación ideológica? Son aspectos que no tienen por qué aparecer en nuestros documentos de identificación. Pues la propuesta es que sexo y género pasen a ser uno de ellos.


Y entonces el sistema tiembla. ¿Qué hacemos con todo el universo binario que hemos montado a lo largo de los siglos? ¿Cómo sé si esa persona debe estar en un vestuario femenino o masculino? ¿Cómo sé si debe estar en un equipo de deporte femenino o masculino? ¿Cómo llevar la cuenta de las víctimas de la violencia de género?

No registrar el género y el sexo es una invitación a entrar en un universo no binario donde poder desaprender roles y estereotipos. Pero para eso todavía falta. Porque hacen falta ganas de escuchar las diversas respuestas ante todas las preguntas que surgen. Este no es un tema monocolor con una sola respuesta, aunque algunes lo deseen.

Deja aquí tu comentario

No Comments

Post A Comment

12 + cinco =