Unicornio

Hay algo especialmente interesante en el concepto de Unicornio. Su origen.


Con el sistema heteropatriarcal dominando sexualidades, identidades de género y orientaciones sexuales, se crean fantasías que encajan perfectamente en el orden establecido: el trío entre dos mujeres y un hombre. Así se consiguen dos objetivos a la vez: evitar la homosexualidad en el hombre y justificarla en el caso de las dos mujeres porque satisfacen el placer del macho. En este tipo de fantasías la bisexualidad recae en la mujer y así el hombre se mantiene en el lado «adecuado». Y no solo eso: con dos mujeres en vez de una.


La dificultad para encontrar a mujeres bisexuales dispuestas a mantener este tipo de relaciones las convirtió en «rara avis». Incluso había quien decía que no existían, aunque otros juraban haberlas visto. De ahí que usaran la palabra unicornio como metáfora de algo que nadie ha llegado a demostrar su existencia.


Hay, pues, un perfume intenso de sexismo y privilegio en el origen del término.
Con la definición que os compartimos reclamamos unicornios de todos los colores, gustos y expresiones.

Deja aquí tu comentario

No Comments

Post A Comment

uno + once =