Ser hombre

¿Qué significa ser hombre en nuestra cultura?
¿Qué significa ser mujer?
No me estoy preguntando qué significa nacer con un tipo u otro de genitales. Todxs sabemos que eso no condiciona a algunas personas a sentirse mujer u hombre. Las personas que transitan los géneros, por ejemplo, cuestionan con su sola existencia la validez de una explicación exclusivamente biológica.

Por lo tanto, ha de haber algo más. Algo que inconsciente y lentamente va consensuándose en nuestra cultura para acabar creando una imagen de lo que significa ser mujer. De lo que significa ser hombre. Construimos un ideal que se consolida en nuestro imaginario. Pero, al mismo tiempo, este ideal nos invita a esperar unas determinadas cualidades y nos dificulta reconocer otras en la persona que tenemos delante.

Nos hace más difícil reconocer la dureza, la valentía o la bravura en una mujer.
Y la sensibilidad, la delicadeza y la vulnerabilidad en un hombre.

Si preguntáramos a nuestrxs niñxs qué es para ellxs ser hombre o ser mujer, veríamos reflejados en sus respuestas los estereotipos de los que hablamos. Porque la presión es enorme y desde muchos lugares. Y ellxs, esponjas.

Nosotrxs una vez fuimos ellxs. Por eso, si miráramos en nuestro interior, encontraríamos una esponja llena de etiquetas, juicios y estereotipos. Y de esta forma colaboramos sin darnos demasiada cuenta en una cadena interminable de transmisión.

¿Qué hacer? ¿Cómo dejar de alimentar unas etiquetas que limitan la expresión de la diversidad?
Poniendo atención. Observándome. Y dándome cuenta de cuándo las uso.
Responsabilizarme de la parte que me toca en este engranaje imparable e inconsciente es la mejor manera de soltar una piedra -pequeña- y que la cadena no fluya con tanta facilidad. La transmisión no se detiene por una simple piedra, pero el movimiento no vuelve a ser el mismo. Porque la maquinaria empieza a chirriar…

Foto: sin título, de Rotimi Fani-Kayodé. 1985.

Deja aquí tu comentario

No Comments

Post A Comment

cuatro + 18 =