Padres Trans

Cuando género y/u orientación sexual no se acomodan a lo normativo, el final de la ecuación parece estar escrito de antemano: rechazo, marginación, exclusión… Las normas generan tanto confort como rigidez. Porque sabemos por dónde andar. Pero el camino está vallado para que no se nos ocurra adentrarnos en otros senderos.

Y la norma es algo que desde pequeños nos dicen que «se debe» seguir por el bien de la convivencia.

Ahora bien, si miramos hacia atrás nos daremos cuenta de que las reglas que han regulado la vida en compañía de los seres humanos han ido modificándose a lo largo de la historia. Las normas son reglas aparentemente consensuadas entre todxs, pero que responden a los intereses de los grupos privilegiados. Porque esas personas son las que al fin y al cabo tienen acceso a conformar las leyes que regulan la vida de todxs. De este modo, aquellas personas que transitan por lo «no normativo» lo tienen mucho más difícil para modificar las reglas del juego. Porque, desde la exclusión y la marginalidad, el acceso a transformar el sistema se vuelve una tarea agotadora.

Hace décadas era impensable que una mujer tuviera un cargo de poder en una empresa. Hace algo menos lo impensable era que una pareja de homosexuales ejerciera de figuras cuidadoras de unx recién nacidx. Y debemos recordar que todavía hay personas que consideran ambas cosas incorrectas para la buena convivencia. Porque si algo tienen las normas y las leyes es que dejamos de recordar que están hechas por nosotrxs y pasamos a vivirlas como si fueran escritas por un ser superior. Intocables. Inmutables. Incuestionables.

Este es el tiempo de lo trans.
No porque mujeres, homosexuales y otros colectivos marginados y excluidos estén ya integrados plenamente. Ni mucho menos. Pero sí porque el discurso y los hechos de lo trans cuestionan de forma todavía más profunda algunos de nuestros pilares culturales, invitándonos a revisarlos y a reflexionar sobre el sufrimiento que generan.

En las fotos, personas trans que se han quedado embarazadxs y han dado a luz.

Deja aquí tu comentario

No Comments

Post A Comment

3 × 1 =