Estereotipos de género

El autor de este libro de 1970 titulado «I’m glad I’m a boy. I’m glad I’m a girl» es Whitney Darrow, un ilustrador que trabajó para The New Yorker. Aparentemente se podría pensar que el libro tiene una intención educativa, de formar a lxs niñxs en los estereotipos adecuados para vivir en la sociedad de esa época.

Conociendo la biografía del autor, es muy probable que su intención fuera satírica. La voz de la mujer por aquel entonces se empezaba lentamente a oir, y reflejar las diferencias aparentemente insalvables entre géneros era una hábil y sutil manera de denunciarlas.

La propuesta, ahora que seguramente ya has mirado todas las viñetas, es que vuelvas a mirarlas teniendo en cuenta estas reflexiones:

– Han pasado 50 años desde la publicación del libro.
– ¿Cuál es la viñeta que sientes que es más actual?
– ¿Cuál crees que está más desfasada?
– ¿Cuál es la que muestra un mayor privilegio de la mujer con respecto al hombre?
– ¿En qué viñeta se observa la presencia de un género no normativo?

Pues eso.

El poder de los estereotipos de género es que no sabemos exactamente cuál fue su origen, su pasado. Se colaron sin avisar y colonizaron nuestras mentes y nuestros cuerpos.
Y luego cuesta décadas transformarlos….

Ilustraciones extraídas del libro «I’m glad I’m a boy. I’m glad I’m a girl» de Whitney Darrow (1970)

Deja aquí tu comentario

No Comments

Post A Comment

2 × cuatro =